Chevrolet HHR

Chevrolet relanzo el automóvil HHR basado en la camioneta suburban 1949 y con apariencia añeja, un SUV que posee un equipamiento de serie completo, techo solar, asientos tapizados de cuero, con ajuste eléctrico y calefactados...


Chevrolet relanzó el HHR, un retro con características de amplitud interior y nostalgia, que ha obtenido una buena aceptación. Este Chevrolet HHR vino a complementar la opción de autos con apariencia añeja, como lo es el HHR basado en la Suburban de 1949. Es amplio, la atmósfera interior es agradable y si bien, la ergonomía de los botones y algunos plásticos no son de lo mejor, la experiencia de manejo es favorable y su comportamiento en general es agradable.
Recordando un poco las características principales del HHR que ahora cuenta con una edición especial, mecánicamente recurre al motor de cuatro cilindros 2.4 litros Ecotec de 172 hp y 162 libras que se acopla a una transmisión automática de cuatro relaciones. Dinámicamente, el conjunto cumple bien, no es para nada un vehículo de aceleraciones brutales o reacciones sorprendentes, pero si es capaz de acelerar con cierta contundencia cuando se le exige, a decir verdad al rodar por arriba de los 120 km/h la dirección se vuelve algo nerviosa en parte también al bajo perfil de las llantas, pero sin llegar a transmitir desconfianza o inseguridad.
Las modificaciones de la edición especial son principalmente estéticas, este HHR edición especial tiene como exclusiva su color capuchino, rines de 17 pulgadas y paquete exterior en cromo oscuro. Mientras que en el interior, los asientos forrados en piel tienen calefacción y el audio Pioneer de siete altavoces fue mejorado. Asimismo emplea el mismo 2.4 litros de 172 hp con transmisión automática de cuatro marchas al igual que el resto de las versiones.
Como dato anecdótico de este producto, podemos comentarle que el diseñador Bryan Nesbitt, quien fue el diseñador del PT Cruiser, se cambió de camiseta y fue el que también diseñó el HHR, por lo que el parecido en ciertas líneas es inevitable. En conclusión, volver a manejar el HHR resultó una buena experiencia en general, aunque cabe mencionar que al motor si le falta algo de potencia si uno viaje con cuatro ocupantes a bordo.

Haga click aquí para leer mas artículos de Autocosmos