Coaching y Cambio de Actitud West Virginia

El coaching es un proceso de modificación de hábitos para alcanzar sus metas u objetivos, para tomar conciencia de esos hábitos es necesario comprender el proceso acción-resultado y cómo funcionamos ante ello...

Compañías Locales

Stefano Karen R Med MA Lpc
(304) 728-6757
116 E 3rd Ave
Ranson, WV
Perdue Penny
(304) 523-8911
845 4th Ave
Huntington, WV
Clay Bruce E MA
(304) 757-8650
1401 Hospital Dr
Hurricane, WV
Prestera Center For Mental Health MD
(304) 399-1196
1424 6th Ave
Huntington, WV
Rice Dale M
(304) 522-8646
5505 US Route 60
Huntington, WV
The Arc of the Three Rivers
(304) 344-3403
1021 Quarrier St Ste 200
Charleston, WV
Potomac Highlands Guild
(304) 257-1155
6 Park St
Petersburg, WV
Crittenton Residential Services
(304) 242-7060
2606 National Rd
Wheeling, WV
Fairmont General Hospital
(304) 367-7229

Fairmont, WV
Mash Don Lpc
(304) 348-1288
1418A MacCorkle Ave SE
Charleston, WV

Proveído Por:

El coaching ayuda a las personas/profesionales a cambiar. Cuando realizamos una acción y obtenemos un resultado positivo, tendemos a repetir el mismo proceso ante situaciones similares. La pregunta es ¿cómo actuamos cuando el resultado es negativo? Por regla general, probamos otras acciones sin analizar el proceso y es posible que se produzca una reiteración inconsciente de un mismo proceso que nunca llegaremos a acertar, lo que nos lleva a resignarnos, estancarnos o bloquearnos y, a partir de ahí, nos decimos que es imposible cambiar.

Por fortuna, desde tiempos muy remotos, no hay más que ver a maestros filósofos utilizados hoy en día como referencia (Sócrates, Aristóteles, Confucio, Séneca, Baltasar Gracián …) se ha observado que la persona puede cambiar cuando toma conciencia de cuál es su actitud.

Porque la actitud y no la acción es la raíz del error. En el coaching se enseña que: si sembramos una actitud cosecharemos una acción; si sembramos una acción cosecharemos un hábito y si sembramos un hábito cosecharemos un carácter. El carácter nos lleva a nuestro destino. Por lo tanto, si no me gusta mi destino, cambio la actitud.

Y es en ese punto, en la actitud, donde el coach trabaja como coachee o cliente, entendiendo ésta como el conjunto de nuestras conductas, creencias, valores y mística personal y profesional.

Cambiar conductas

Desde este punto de arranque, y aunque muchas veces nos cuesta creerlo, no es difícil cambiar nuestras conductas. Si tomamos conciencia de cómo nos conducimos ante las situaciones terminaremos siendo dueños de nuestros pensamientos, emociones y sentimientos.

A menudo, nuestros pensamientos están condicionados con nuestras conductas inefectivas que junto con las emociones nos llevarán a desarrollar sentimientos positivos o negativos. Son fundamentalmente los sentimientos de víctima, culpa y resentimiento los que construyen las cargas emocionales que más problemas nos acarrean: ignorancia, ira y miedo, cargas emocionales que son las que dominan nuestras vidas y que cuanto antes debemos aprender a canalizar.

El coaching ayuda también a descubrir nuestras debilidades y fortalezas para conocernos mejor y superarnos en situaciones límite ya buscar nuestras oportunidades que son las que nos llevan a tomar decisiones y ser valientes en momentos de crisis y, por consiguiente, tomar conciencia de las amenazas y ser muy cuidadoso y respetuosos con uno mismo y con los demás.

Cuando nos demostramos a nosotros mismos que somos ca...

Más artículos relacionados en LosRecursosHumanos.com.