El Maracuyá

El maracuyá o la calala es una fruta tropical caracterizada por sus delicioso sabor. Esta fruta es originaria de la amazonía, pero actualmente se consume casi en todo el mundo. Continúa leyendo el artículo...

Proveído Por:
Haga click aquí para leer más artículos en Publiboda

El maracuyá, murucuyá, chinola, fruta de la pasión, parcha, parchita o pasionaria (Passiflora edulis) es una planta trepadora del género Passiflora, nativa de las regiones subtropicales de América; se cultiva comercialmente en la mayoría de las áreas tropicales y subtropicales del globo, entre otros países: Bolivia, Brasil, Ecuador, Perú, Colombia, Venezuela, partes del Caribe y Estados Unidos.

Esta especie es sumamente apreciada por su fruto y en menor medida por sus flores, siendo cultivada en ocasiones como ornamental. La infusión de sus hojas y flores se utiliza, además, con efectos medicinales.

La fruta de la pasión tiene una piel lisa que se arruga al poco de comprarla, lo que indica que está madura y que ha sufrido una pequeña pérdida de humedad. Las frutas arrugadas deben consumirse con la mayor brevedad.

Para consumirla en crudo no es necesario retirar las semillas. Puede comerse directamente de la fruta, una vez abierta, o utilizarse en macedonias; la cocina contemporánea la aprecia mucho en ensaladas con hojas verdes, donde su sabor ligeramente ácido ofrece una combinación sorprendente. También la flor puede utilizarse en ensaladas; es perfectamente comestible y sabrosa, aunque según la variedad pueda tener un ligero efecto sedante.

El zumo de la fruta ?obtenido al prensar la pulpa o procesarla? es con frecuencia demasiado espeso para beberlo directamente; lo habitual es combinarlo con zumos de otras frutas, yogur, leche o simplemente agua. Su elevado contenido en azúcares hace innecesario utilizar algún tipo de edulcorante.

La pulpa puede utilizarse para la confección de mermeladas; es recomendable para este caso no desechar las semillas, pues su contenido de pectina ayuda a la gelificación del producto. La cáscara es también rica en pectina, pero no resulta necesaria si las semillas se emplean.
Tanto el zumo como la pulpa pueden congelarse sin problemas; si bien el proceso afecta la textura de la fruta, el sabor se conserva sin cambios apreciables hasta un año.

La pulpa y zumo del maracuyá son ricos en calcio, hierro y fósforo, además de vitaminas A y C.

Haga click aquí para leer más artículos en Cocina PB
Artículos Similares
- Huevos III
Continuando con las diferentes maneras de preparar Huevos les presentamos las siguientes Recetas: Tortilla de Espárragos, Revuelto de Bacalao, Revuelto de Setas, Huevos al Plato y Revuelto de Bacalao con Patatas...
- El Achiote
- Pescados VII
- El Arroz
- Remolacha o Betabel
- Deliciosos Platillos II
- Pescados II
- Propiedades de la Manzana y la Uva
- Pescados IX
- Tipos de Almejas