En Búsqueda de Empleo Baxley GA

Antes de iniciar una búsqueda de empleo, es importante realizar un auto análisis, de forma que podamos determinar el rumbo a seguir. En este artículo te hablamos al respecto, continúa leyendo...

Compañías Locales

Laska & Associates
(706) 653-9066
1222 Broadway Ste 107
Columbus, GA
Executive Counselors
(770) 788-1108
1168 Pj East Rd
Covington, GA
South Dekalb Business Incubators
(404) 378-7667
1599 Memorial Dr SE
Atlanta, GA
Associated Business Consultants
(770) 938-2440
4568 Lawrenceville Hwy NW
Lilburn, GA
Railcar Management Inc
(404) 355-6734
1819 Peachtree Rd NE Ste 303
Atlanta, GA
Edgar Dunn & Company
(404) 879-0710
1230 Peachtree St NE Ste 2330
Atlanta, GA
World Business Consultants Inc
(770) 454-6464
2722 Shallowford Rd NE
Atlanta, GA
Draper & Associates
(404) 256-3601
5665 New Northside Dr NW
Atlanta, GA
Oad Atlanta
(770) 641-9393
4040 Song Thrush Ct NE
Roswell, GA
Material Management Group
(770) 410-5048
1875 McFarland Pkwy
Alpharetta, GA

Dentro de una situación tan asfixiante como puede ser la búsqueda de empleo, estamos más propensos a cometer el error de “disparar a todo lo que se mueve”; es por eso que dentro de estas circunstancias resulta más efectivo considerar la opción del marketing personal que cualquiera otra opción. Podemos pues, actuar y pensar de la misma forma que las empresas cuando lanzan sus estrategias de marketing.

Todos poseemos ciertos atributos propios que destacan más que otros, incluso en comparación con otras personas; y es precisamente en estos aspectos en los que debemos fijarnos para realizar la búsqueda de empleo, ya que se trata de encajar en una determinada organización buscando que nos contraten, y para eso, dicha organización debe sentir que somos la mejor opción para su necesidad de contratación.

Las empresas escogen a sus clientes y también a sus competidores a través del posicionamiento. Pues bien, nosotros debemos seguir un proceso parecido seleccionando aquellos empleos y organizaciones en los que mejor encajamos.

En consecuencia, trazaremos nuestros objetivos profesionales y la propia búsqueda de empleo una vez hayamos realizado un análisis personal sobre nuestros atributos, preparación, preferencias, aptitudes y competencias adquiridas. Ese será sólo el primer paso, porque a continuación lo que haremos es ser coherentes con nuestro plan de marketing personal. Es decir, hemos de confeccionar lo que se conoce como nuestro “marketing mix”:

• Producto: ¿cuáles son nuestros atributos? ¿qué ofrecemos a la empresa contratante? ¿Cuáles son nuestros argumentos? Hemos de tener muy claro cuáles son nuestros puntos fuertes y cuáles son aquellos en los que debemos mejorar a través de una mayor formación, colaboraciones profesionales, prácticas, etc.

• Precio: ¿dónde nos vamos a posicionar? Es cierto que es delicado cuando uno simplemente necesita volver a trabajar y debe también pensar en cuánto (en caso de que se pueda negociar); pero este aspecto no es menos importante que cualquier otro. Todo comunica, incluso el precio, para bien o para mal.

• Distribución: seleccionar a qué empresas nos dirigimos para buscar empleo (sector de actividad, tamaño, tipología, emplazamientos, etc.). Si uno ha desarrollado la mayoría de su recorrido profesional, por ejemplo, en una empresa de distribución, será más sencillo que pueda encontrar un empleo en una actividad similar, ya que conoce el sector, los procesos clave, etc. Esto no quiere decir que nos debamos ceñir sólo a un sector en concreto, ya que habrá puestos tan transversales que encajarán en multitud de organizaciones. Sin embargo, conviene como mínimo decidir nuestra estrategia de búsqueda.

• Comunicación: En cualquier proceso es importante cuidar la comunicación tanto verbal como no verbal, la que además deberá ser adecuada a nuestro planteamiento. Y no me refiero sólo al aspecto físico, sino a otros detalles como la carta de presentación, el CV, la entrevista personal, etc. Todos aquellos inputs que vamos dando a la empresa y que le ayudan a hacerse una idea de nuestras capacidades, preparación y personalidad.

Tomando en cuenta lo anterior, podremos obtener una estrategia, y por lo tanto, podremos también emprender acciones en la dirección adecuada; aquella que nos acercará al hecho de conseguir un nuevo empleo.

Pero para poder tener éxito en la composición de nuestro marketing mix, y para poder determinar de forma eficiente cuáles son nuestras mejores cualidades, habilidades y preferencias

Hemos de saber “qué tenemos” que nos diferencia del resto; ya que si logramos hacerlo bien desde un principio, podremos claramente identificar la profesión que mejor se ajusta a nosotros, tanto en habilidades como en personalidad.

Siguiendo este sencillo principio muchas personas pueden desempeñarse mejor que otras en determinados empleos; así que es crucial empezar a conocernos a nosotros mismos con más profundidad.

Como orientadores, nos hemos encontrado últimamente con candidatos que solicitan orientación antes de iniciar una búsqueda y que aún no saben cuales funciones o tareas se adaptan mejor a sus cualidades personales. Lo peor de todo, es que muchos no saben ni de que les estamos hablando, pues desconocen por completo su perfil profesional particular.

De hecho, muchos se asombran cuando se les orienta hacia determinadas áreas o puestos de trabajo en concreto en función de sus características personales; pues la norma general sigue siendo el pensar, que más allá de los gustos, están preparados para realizar prácticamente cualquier tipo trabajo, y por eso se sorprenden cuando descubren que no es así.

_”Yo hago de todo”

Dicen los candidatos que buscan orientación.

_ “pero… yo aprendo rápido y me adapto bien”

Responden tratando de resistirse a la idea de que pueden encontrar un empleo acorde a sus habilidades propias.

Estas afirmaciones son muy comunes en las entrevistas y por lo general son acompañadas de una actitud del tipo: “estoy listo para lo que sea”… esto demuestra el grado de ignorancia que muchos de los candidatos poseen sobre su persona y de la poca importancia que le dan al hecho de contrastar lo que “mejor saben hacer” con lo que realmente “desean hacer” para ganarse la vida.

Encontrar un empleo (acorde a nuestros atributos), tiene mucho que ver con la habilidad y la facilidad que se tiene para desarrollar algún tipo de trabajo en particular. Así que no se trata simplemente de buscar por buscar y luego “ya se verá”…, sino en buscar para poder encontrar un empleo (o profesión) que mejor se ajusta a las características y personalidad del candidato. Hacer lo contrario intentando adaptarse por fuerza a un trabajo en el que se poseen pocas habilidades, es una condena segura al fracaso.

Por lo tanto, lo primero que el candidato debe hacer es auto analizarse, ya que es la única forma de poder identificar y concluir que tipo de empleo es el ideal en su caso. Para ello deberá de determinar, cuáles son sus debilidades y fortalezas como profesional para verificar si está preparado para ocupar un puesto de trabajo cualquiera. Y al mismo tiempo, ha de saber que existen oportunidades y amenazas con las que tendrá que contar y lidiar (de acuerdo al caso) y que deberá considerar antes de siquiera optar el empleo que tiene en mente.

Considerando lo anterior, les dejamos con unos sencillos pasos que todo candidato debe seguir antes de iniciar una búsqueda formal de empleo:

- Conocerse como producto y conocer el perfil profesional a la perfección.
- Analizar en profundidad las razones que nos impulsan a buscar.
- Conocer y reconocer los intereses que nos motivan, en función de las alternativas.
- Analizar la formación y la experiencia laboral buscando una posible orientación.
- Analizar los propios gustos preferencias e intereses personales.
- Conocer nuestras habilidades, ya sean técnicas aprendidas o naturales.
- Identificar y reconocer los logros.
- Clarificar las metas y los objetivos a corto, mediano y largo plazo.
- Conocerse mejor como producto para lanzarnos al mercado apropiado
- Reconocer cuales herramientas de búsqueda se adaptan mejor al mercado que más nos conviene.

Para completar el proceso de auto análisis, es aconsejable verificar nuestros resultados y contrastarlos con la opinión de alguna persona de confianza que puedan ayudarnos a determinar si hemos hecho un buen análisis de nosotros mismos.

Sobre todo en la situación laboral actual, es fundamental conocerse y saber cuáles son las capacidades y habilidades personales que se poseen, para después, utilizar todas las herramientas que tengamos disponibles y que puedan aplicarse a nuestro caso particular. No hay otro camino.

Haga click aquí para leer más artículos de seniorm.com