Toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa ocasionada por un parásito, el Toxoplasma gondii, protozoario intracelular obligado. La toxoplasmosis puede ser aguda o crónica, sintomática o asintomática, continúe leyendo para obtener mayor información...

Proveído Por: click aquí para leer más artículos en la página oficial de la AVMA

¿Qué es la Toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una enfermedad causada por un parásito microscópico llamado Toxoplasma gondii (T. gondii). No se trata de una enfermedad nueva, ya que fue identificada en 1908. Desde su descubrimiento, T. gondii se ha encontrado prácticamente en todos los animales de sangre caliente, incluyendo la mayoría de las mascotas, ganado y aves, desafortunadamente también en el ser humano.

¿Cómo el ser humano llega a ser infestado con T. gondii?

Existen tres teorías principales que explican cómo se transmite el T. gondii:

1. La ingestión de oocistos (se pronuncia oo-cis-tos) infestantes en lugares sucios, donde los gatos han defecado o por la ingestión de oocistos infestantes encontrados en el alimento o agua contaminada con excrementos felinos.
2. El consumo de carne cruda, carne poco cocida o leche sin pasteurizar proveniente de animales que han sido infestados con T. gondii.
3. Transmitida directamente al nonato por vía transplacentaria, cuando durante el embarazo la madre llega a ser infestada con T. gondii

En la Unión Americana la ruta más común de infestación es el consumo de carne cruda o sin cocimiento completo. Los quistes de T. gondii presentes en los tejidos, con frecuencia se encuentran en la carne de oveja, cerdo y cabra. Por el contrario, en la carne de pollo, de res o en la carne de animales de cacería como lo es el venado, es poco frecuente encontrar estos quistes. También se han descubierto en leche sin hervir, o la leche que no ha sido pasteurizada. El quiste de T. gondii presente en la carne, es destruido cuando se cuece a temperaturas apropiadas (para saber cuáles son las temperaturas recomendadas para la cocción de la carne visite a http://www.cdc.gov/toxoplasmosis/prevent.html.

Si bien, en la mayoría de los animales de sangre caliente se pueden encontrar los quistes ya sea en la carne o en la leche, los gatos son el huésped definitivo para la producción de oocistos de T. gondii. Esto significa que el gato es el único animal que excreta oocistos en sus heces. Estos oocistos deben permanecer en el medio ambiente por lo menos 24 horas hasta que se desarrollan en una fase infestante y entonces puedan parasitar a otros animales, incluyendo al ser humano. Los oocistos son muy resistentes y sobreviven durante meses o años en el medio ambiente. De hecho, resisten el congelamiento y aún varios meses de calor extremo y deshidratación. Además, los oocistos pueden ser transportados a largas distancias por el viento o el agua.

¿Cuáles son los peligros de la Toxoplasmosis en los seres humanos?

Hay dos poblaciones con alto riesgo para la enfermedad de toxoplasmosis, las madres embarazadas y los individuos inmucomprometidos. Durante el embarazo las mujeres expuestas a T. gondii pueden pasar la infestación al feto (resultando en una infestación congénita). Aunque la mayoría de los infantes infestados no muestran síntomas de la toxoplasmosis al nacer, muchos probablemente desarrollarán síntomas de la infestación en períodos tardíos de su vida. Los niños que muestran un padecimiento congénito con T. gondii, pueden sufrir la pérdida de la visión, retraso mental, pérdida del oído y muerte en aquellos casos severos. Por ello, a las mujeres se les deben hacer pruebas de serología para detectar T. gondii. Las mujeres que frecuentemente tienen contacto con gatos, deberán efectuarse pruebas serológicas antes de intentar un embarazo, porque si ya son seropositivas revelarán la presencia de anticuerpos en contra del parásito, sin embargo, no correrán el riesgo de pasar la infestación a su hijo nonato durante el embarazo.

En las personas que sufren de forma simultanea, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) y toxoplasmosis, comúnmente indica que se expusieron al parásito T. gondii en alguna etapa temprana de su vida, y la inmunosupresión a causa del SIDA simplemente permite al parásito pasar desapercibido. Estos pacientes desarrollan enfermedades neurológicas severas y pueden experimentar convulsiones, parálisis, coma o morir de toxoplasmosis aún cuando se haya administrado el tratamiento adecuado.

¿Cómo se infestan los gatos con T. gondii?

En los gatos las fuentes más probables de infestación con T. gondii pueden ser por comer ratones, pájaros y otros animales pequeños infestados.

En los gatos domésticos, la fuente más probable es el consumo de trozos de carne sin cocinar. Cuando un gato se expone a T. gondii mediante el consumo de tejidos o carne infestada, pueden excretar cada día millones de oocistos de toxoplasma en sus heces. Esta descarga de oocistos puede durar hasta por más de dos semanas. Después del inicio de la infestación y el periodo de eliminación, la mayoría de los gatos no continuaran liberando oocistos en las heces, aun cuando sean reinfestados.

Los oocistos en las heces llegan a ser infestantes entre uno a cinco días después de ser eliminados en la excreta. Debido a que los gatos constantemente se limpian a si mismos, es poco probable que dejen excremento sobre su pelo por el tiempo suficiente para que los oocistos se vuelvan infestantes. Por lo tanto, es improbable que los humanos lleguen a ser infestados con T. gondii por contacto directo con el gato.

¿Puede T. gondii hacer enfermizo a mi gato?

Aunque los gatos infestados con T. gondii rara vez muestran los síntomas de la enfermedad, se han presentado casos en que la toxoplasmosis se asocia con neumonía, daño hepático y otros problemas de salud. Signos de la enfermedad incluyen letargo, pérdida de apetito, tos, dificultad en la respiración, diarrea, ictericia, pérdida de la visión, cambios en el comportamiento y otros problemas neurológicos. Es sabido que algunos gatos muestran síntomas y otros no, la infestación concurrente con otras enfermedades por ejemplo; el Virus de la Leucemia Felina (VLF) y/o el Virus de la Inmunodeficiencia Felina (VIF) pueden agravar el riego de la toxoplasmosis en los gatitos y gatos adultos, inmunocomprometidos. En la actualidad no hay vacuna contra T. gondii en gatos, pero el tratamiento puede ser efectivo si la enfermedad se diagnostica de forma temprana. Una prueba de sangre para detectar los anticuerpos, ayuda en el diagnostico de toxoplasmosis en aquellos gatos enfermos.

Siga estos sencillos pasos para prevenir la exposición a T. gondii:

• Cambie a diario el arenero de sus gatos, para evitar que los oocistos de T. gondii puedan "madurar" y llegar a ser infestantes. Disponga de la arena usada cuidadosamente, de preferencia deposítela en una bolsa de plástico sellada. Si usted esta embarazada o su sistema esta inmunocomprometido, evite limpiar el arenero o use guantes de goma cuando lo haga.
• Lave correctamente las verduras antes de consumirlas, especialmente si estas han sido cultivadas en su propia huerta. Hierva el agua proveniente de lagunas o ríos cuando acampe o haga caminatas en campo abierto.
• Pongan la cubierta en los areneros de los niños cuando no estén en uso, para prevenir que los gatos defequen en ellos.
• Lave sus manos con agua y jabón después de trabajar la tierra o al manejar carne cruda o sin cocinar, verduras o productos lácteos que no han sido pasteurizados. Evite el consumo de leche cruda u otros productos lácteos sin pasteurizar.
• Las tablas para cortar, los cuchillos, fregaderos y los mostradores deberán estar perfectamente lavados y desinfectados inmediatamente después de cortar la carne.
• Cuando cocine, evite probar la carne antes de que se cocine totalmente.
• Cocine completamente la carne a las temperatura apropiadas para destruir los oocistos de T. gondii. Para las temperaturas apropiadas, vaya a http://www.cdc.gov/toxoplasmosis/prevent.html
Siga estas indicaciones para ayudar a prevenir la infestación con T. gondii en los gatos
• Mantenga a las mascotas en el hogar - No permita que los gatos cacen roedores ni pájaros.
• Solamente alimente a los gatos con carne cocida o con alimentos procesados de origen comercial.

click aquí para leer más artículos en la página oficial de la AVMA
Artículos Similares
- Asma en Perros y Gatos
El asma es una enfermedad seria que afecta a perros y gatos, también es conocida como bronquitis crónica. Es una condición caracterizada por la inflamación de las pequeñas vías aéreas (bronquiolos) en los pulmones...
- Aliviar la Picazón de Su Perro
- Problemas de Piel en Perros Mayores
- Perros de Ataque
- Astrología para tu Mascota
- ¿Dónde Comprar un Gato?
- Ansiedad de Separación en Perros
- Los Perros Cazadores
- Viajar Con Su Mascota
- Seleccionar Un Hurón Como Mascota